Once cosas que (quizá) no sabías de la fiebre

La fiebre es un síntoma frecuente cuando un niño tiene una infección. A pesar de que la fiebre no causa ningún daño, los padres con niños pequeños suelen preocuparse acudiendo en muchas ocasiones a los primeros atisbos de aumento de temperatura. De hecho, representa el 70-80% de los motivos de consulta en los Servicios de Urgencia de Pediatría.

Esperamos que con este post aprendas algo sobre este síntoma tan frecuente. Es de vital importancia que los padres conozcan qué es la fiebre y cómo manejarla para poder afrontar con seguridad el cuidado de sus hijos mientras están enfermos.

  1. La fiebre es la elevación de la temperatura corporal por encima de 38ºC. Si se mantiene entre 37-38ºC se llama febrícula.
  2. La fiebre es igual para todos. Da igual que tu hijo sea de “temperatura baja”, la fiebre sigue siendo a partir de 38ºC.
  3. La fiebre es parte de la respuesta que se produce durante una infección cuando las células del cuerpo que nos defienden contra ellas producen unas moléculas que dan la orden al cuerpo humano de elevar la temperatura. Esas infecciones pueden estar provocadas por virus (lo más frecuente) o por bacterias.
  4. Que la fiebre sea muy alta no orienta hacia la gravedad de la infección ni la necesidad de iniciar un tratamiento antibiótico. Los virus también pueden cursar con “fiebre alta”, por ejemplo la gripe suele acompañarse de fiebre de 40ºC durante varios días. De forma similar, hay infecciones muy graves causadas por bacterias que solo producen 38ºC de fiebre.
  5. Es muy frecuente, sobre todo en niños menores de 3 años, que la fiebre no se acompañe de otros síntomas durante los primeros días de la infección. Es a lo que los pediatras denominamos “fiebre sin foco” y en ocasiones os decimos frases como “todavía no se le ve nada”. Por eso, si el niño se encuentra bien y no tiene síntomas de gravedad, es mejor esperar un par de días antes de ir al médico.
  6. La fiebre no causa daño ni es peligrosa, aunque provoca malestar y disconfort. El objetivo al tratarla es mejorar el estado general del niño y que se encuentre mejor. Un pequeño porcentaje de niños (3-5%) pueden presentar convulsiones con la fiebre, éstas son de carácter benigno.
  7. El grado de respuesta de la fiebre a un antitérmico tampoco da pistas sobre si la causa de la infección es un virus o una bacteria.
  8. No se aconseja alternar paracetamol con ibuprofeno si un niño tiene fiebre.
  9. Si tu hijo tiene fiebre es conveniente que le quites algo de ropa, le administres un antitérmico y está incómodo y que le ofrezcas frecuentemente líquidos para que no se deshidrate.
  10. En caso de que tu hijo tenga fiebre y sea menor de 3 meses debes acudir al hospital. También aquellos con malestar general, dificultad respiratoria o manchas en la piel.
  11.  Es prudente que los niños con fiebre no acudan al colegio/guardería y se queden en casa hasta que hayan mejorado.

Para terminar te dejamos con uno de nuestros #Pediconsejos para que sepas comó actuar cuando tu hijo tenga fiebre.

sI TU HIJO TIENE FIEBRE

7 comentarios sobre “Once cosas que (quizá) no sabías de la fiebre

Agrega el tuyo

    1. Los niños no convulsionan por el grado de temperatura, lo hacen porque la temperatura cambia. De hecho pueden convulsionar al bajar la fiebre o incluso antes de que suba (esto lo saben muchos padres de niños que han convulsionado en casa sin fiebre y que al llegar al hospital y ponerles el termómetro empiezan con fiebre). No sano ni insano esperar, pero hay que saber que lo que tratas al dar un antitérmico es el estado general y el disconfort que genera la fiebre, no el grado de temperatura.

      Me gusta

      1. Enhorabuena por esta entrada. Hay dos cosas que no comparto: que la fiebre sea temperatura mayor de 38. Es importante añadir dónde está tomada esa temperatura. El protocolo de la AEPED dice que es temperatura rectal mayor de 38. Y con eso sí estoy de acuerdo.
        Y no pienso que haya que esperar a 38 para dar antitérmico. Si se encuentra mal puede mejorar su malestar.
        Y en cuento a lo de quitar ropa. ¿Acaso eso hace que el niño se encuentre mejor? No lo creo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: