¿Debería poner a mi hijo la vacuna del Meningococo B?

Ya hablamos en este blog de la vacuna del rotavirus y quedó pendiente hacer una entrada sobre la vacuna del meningococo B (coloquialmente llamada vacuna “de la meningitis”). El motivo de haber hablado de estas dos vacunas es que pese a no estar financiadas por el Sistema Nacional de Salud existe una recomendación por parte de la Asociación Española de Pediatría para incluirlas en el calendario vacunal. Esto provoca que actualmente en España los padres que quieran vacunar a sus hijos frente a estas infecciones tengan que cubrir los gastos comprándola en farmacias.

Con el post de hoy queremos explicaros por qué esta vacuna está recomendada y de qué protege en caso de que vacunemos a nuestros hijos, pero empecemos por el principio.

¿Quién es el meningococo B?

El meningococo es una bacteria que causa infecciones poco frecuentes pero muy graves como son la sepsis (infección de la sangre) y meningitis. Debido a la gravedad de estas enfermedades, el niño que las padece puede presentar secuelas graves e incluso morir a causa de la infección. El tratamiento de ellas se realiza con antibiótico pero en ocasiones la infección avanza más rápido que el tratamiento sin que los médicos podamos hacer nada para prevenir las graves consecuencias de esta enfermedad.

El nombre “técnico” de esta bacteria es Neiseria meningitidis de la que existen varios subtipos (los médicos nos referimos a ellas como serogrupos). Entre ellos destaca el tipo B ya que es el más frecuente actualmente en España. Esto se debe a que en la actualidad existe una vacuna contra el serogrupo C (que antes era el más frecuente), incluido de rutina en calendario vacunal y financiado por el Sistema Nacional de Salud.

El meningococo B es endémico en España, es decir, se mantiene constante el número de casos lo que hace que sea previsible saber cuánta gente va a haber enferma a lo largo del año. Esto lo diferencia del resto de meningococos, los cuales suelen causar epidemias, apareciendo brotes de muchos casos de la enfermedad sin que se pueda llegar a preveer.

¿Cómo se contagia?

Esta bacteria se encuentra en la nariz y la garganta, sobretodo de los adolescentes, y en la mayoría de los casos no produce síntomas. Son conocidos como portadores de la bacteria y representan el reservorio natural. Desde estas personas portadoras, podemos contagiarnos y desarrollar la enfermedad, siendo lo niños más pequeños en los que ocurre con más frecuencia. 

La causa de por qué en unas personas produce síntomas y en otras no, todavía no está clara. Existen personas en las que las defensas de su cuerpo no son capaces de mantener a raya al meningococo con el que accidentalmente pudieran entrar en contacto y es en ellas en las que se produce la infección y el desarrollo de la “enfermedad meningocócica” propiamente dicha. Sin embargo, la mayoría de las veces que alguien padece una enfermedad por meningococo no existe una causa que lo justifique.

Debido a esta “lotería” y a que la infección puede ser muy grave la estrategia más adecuada para prevenirla es vacunarnos contra ella.

¿Qué vacunas existen contra el meningoco B?

Por el momento solo está comercializada una vacuna contra esta infección que pueda ponerse a cualquier edad y se llama Bexsero®. Puede parecer una vacuna “nueva”, pero la realidad es que lleva en el mercado más de 5 años a nivel Europeo (autorización para su comercialización en noviembre de 2012) y en España desde 2014.

El precio de la dosis en España ronda los 100€ lo que hace que la pauta de vacunación por niño varíe entre 200€ y 400€ en función del número de dosis que haya que administrarle.

Con fecha de 31 de enero de 2018 el Ministerio de Sanidad ha autorizado otra vacuna que vendría a hacer la competencia al Bexsero®. Su nombre es Trumenba® y solo se puede administrar a los mayores de 10 años y ya está disponible en farmacias. Esperamos que gracias a la competencia entre ellas, el precio global de vacunación baje.

¿Es segura la vacuna?

Antes de la comercialización de una vacuna se requiere de un proceso de investigación en el que se demuestre por un lado que no produce efectos secundarios importantes y por otro que realmente sea eficaz contra la infección contra la que va dirigida. Esta vacuna, al igual que todas las que están en el mercado, ha superado todos esos estudios y pasos previos por lo que podéis estar tranquilos si decidís vacunar a vuestros hijos.

De hecho, ya son varios los países que han incluido esta vacuna en su calendario oficial financiado y se administra de forma gratuita a toda la población de Reino Unido, República Checa, Australia, Francia o algunas regiones de Alemania.

¿Quién debería vacunarse?

La vacuna contra el meningococo B se puede poner desde los 2 meses de vida en adelante, incluidos los adultos. Parece razonable que si las infecciones por meningococo B se producen sobretodo en niños, sean éstos el objetivo principal de vacunación. Con esta estrategia se conseguirían dos cosas: por un lado proteger a los niños que más la sufren pero también disminuir el número de personas que son reservorio de la bacteria.

En este sentido, la Asociación Española de Pediatría a través del Comité Asesor de Vacunas propone la inclusión de esta vacuna en su calendario para todos los niños desde los 2 meses de vida. Esta recomendación aparece como novedad en el calendario vacunal de este año 2018.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

No difieren gran cosa respecto a los de otras vacunas, sobretodo fiebre y dolor/enrojecimiento en el área de administración de la vacuna. Estos contratiempos pueden tratarse con paracetamol como se hace con otras reacciones vacunales.

Se recomienda separar su administración al menos 15 días del resto de vacunas y no ponerla junto con ninguna otra para intentar evitar reacciones vacunales más fuertes.

¿Cuál es la pauta de vacunación?

Como ya hemos dicho el número de dosis que debe recibir un niño para inmunizarse varía en función de la edad:

  • Menores de 6 meses de vida: deben recibir 4 dosis con un esquema de administración con 3 dosis separadas 2 meses entre ellas y un recuerdo durante el segundo año de vida (en general entre los 12 y 15 meses de vida).
  • Niños de 6 meses a los 2 años de vida: esquema similar pero con 3 dosis, dos primeras separadas 2 meses y un recuerdo en el segundo año de vida.
  • De los 2 años a los 10 años: 2 dosis separadas al menos 2 meses.
  • Niños (y adultos) mayores de 11 años: 2 dosis separadas al menos un mes.

Existen muy pocas contraindicaciones para adminsitrarla, sobre todo alergias a los componentes de la vacuna.

La pregunta del millón, ¿debería entonces vacunar a mi hijo?

Después de haber leído todo lo anterior esperamos que hayas entendido el por qué de lo recomendable que es vacunar a tus hijos contra el meningococo B. Es verdad que es una enfermedad poco frecuente (en España durante la temporada 2016/2017 hubo un total de 58 casos declarados) pero que puede tener consecuencias devastadoras (de esos 58 fallecieron 4, lo que representa un 7% de mortalidad, que en medicina es muchísimo).

A todo esto se añade el hecho de que a pesar de existir una recomendación oficial por parte del Comité Asesor de Vacunas son los padres los que deben financiar las vacunas. Los pediatras entendemos que a muchos padres les parezca una exageración que haya que pagar tanto dinero y que no entiendan por qué el gobierno del país no decide financiarla, pero las recomendaciones médicas se hacen en base a las necesidades de salud de los niños y luego son los políticos los que deciden si destinan dinero para subvencionarlas o no. Ya pasó algo parecido hace unos años con otras vacunas (la del neumococo y la varicela). Cuando se empezaron a comercializar en España eran los padres los que asumían el desembolso económico, pero con el tiempo han sido incluídas en el calendario oficial financiado y todos los niños que las reciben en España lo pueden hacer sin coste extra alguno. Esperamos que en poco tiempo ocurra lo mismo y esta vacuna sea incluida en el grupo de las financiadas.


Si quieres leer más sobre la vacuna del meningococo B puedes visitar la página del Comité Asesor de Vacunas de la AEP en este Link.

NOTA: Dos Pediatras en Casa no ha recibido ninguna financiación ni ninguna gratificación por hacer este post. Si hemos decidido escribir sobre esta vacuna es porque estamos convencidos de que las vacunas mejoran la salud de los niños.

El copyrigth de la imagen de cabecera pertenece a Sandra Donoso a través de una licencia CC BY-NC-ND 2.0.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: