Los embarazos no duran 9 meses

Hace unos días publicamos en redes sociales una viñeta de un humorista que venía a cuestionar la manía que tienen algunos padres de contar la edad de sus criaturas en meses a partir de los 2 años. Lo habitual es que los pediatras contemos la edad de los niños en meses hasta los 24 meses y, a partir de ahí, en años y meses. Esto se puede deber a varios motivos. En mi opinión porque las gráficas de percentiles infantiles cuentan la edad en meses hasta los 2 años, pero también porque el calendario vacunal hasta esa edad es más fácil de seguir en meses; quizá también porque durante esos 24 meses suceden muchos de los hitos del desarrollo y nos es más sencillo orientarnos al fijarnos en los meses que tiene cada niño.

El caso es que esta publicación tuvo muchos comentarios, muchos de los cuales denunciaban la manía que tenemos los médicos de contar de cuánto está embarazada una mujer en semanas y no en meses. De toda la vida de Dios se ha dicho que los embarazos duran 9 meses, pero la realidad es que esto no es del todo cierto, de ahí la afirmación tan rotunda que titula esta entrada. A ver si a lo largo de este post os lo consigo explicar sin liaros mucho.

El ciclo menstrual de una mujer

Antes de meternos en la discusión filosófica sobre si un embarazo dura 9 meses y si se debe contar en meses o en semanas de cuánto esta embarazada una mujer, primero debemos conocer un poco de fisiología humana para ponernos en contexto.

Todos sabréis que durante la etapa fértil de una mujer se suceden ciclos en los que aproximadamente cada 28 días a la mujer le baja la regla (o menstrua, como prefiráis), y en medio de ese ciclo se produce una ovulación (unos 14 días después del inicio de la regla). Si ese óvulo no es fecundado, al cabo de unos días el endometrio (el tejido del útero en el que se asentaría el óvulo fecundado) se desprende dando lugar a una nueva menstruación. La maquinaria que controla todo este proceso son un par de hormonas, la FSH y la LH, que, en función de sus niveles a los largo de esos 28 días hacen que entre otras muchas cosas se produzca la ovulación, se prepare al útero para una posible implantación de un óvulo fecundado o este se desprenda si no ha sido el caso.

Muchas mujeres intuyen cuando están ovulando porque notan las mamas más hinchadas o presentan dolor en la parte baja de uno de los lados del abdomen. Sin embargo, es imposible saber sin algún tipo de prueba cuándo fue el día exacto en el que ovularon. Por el contrario, la menstruación sí que es observable a simple vista (creo que esto no hay que explicarlo), por lo que es fácil determinar con exactitud cuál fue el día en el que una mujer comenzó con la regla.

El que de forma objetiva podamos saber cuándo ha comenzado la regla de una mujer es determinante a la hora de poder contar cuánto dura un embarazo. Ese primer día de regla se conoce con el nombre técnico de FUR (fecha de última regla); estoy seguro de que lo encontraréis en (casi) todos los informes de vuestros embarazos o al menos os lo habrán preguntado en más de una ocasión cuando habéis acudido al ginecólogo.

Y entonces, ¿cuánto dura un embarazo?

Si hiciéramos una encuesta a pie de calle, estoy convencido de que la gran mayoría contestaría que un embarazo dura 9 meses. Sin embargo, esto no es del todo cierto, porque ¿a partir de cuándo consideramos que una mujer está embarazada? Esta segunda pregunta es la verdaderamente importante ya que esa fecha es la que establecería desde cuándo deberíamos empezar a contar, ya sea en días, semanas o meses, para saber de cuánto tiempo está embarazada la futura mamá.

Pero, ¿podemos saber en qué día concreto se produjo la fecundación de un óvulo por un espermatozoide? La verdad es que no, como mucho podríamos decir que tal noche practicamos extraescolares con nuestra pareja y creemos que aquél día que se obró el milagro.

Por este motivo, nuestros compañeros ginecólogos calculan la fecha probable de parto (FPP) de una embarazada en base a la FUR, es decir, calculan cuándo un mujer sale de cuentas apoyándose en el único hecho objetivable del ciclo menstrual de una mujer, que como ya os he comentado es el día de inicio de la última menstruación.

Intentemos ahora responder a la pregunta que se plantea en este apartado: ¿cuánto dura un embarazo? Pues si empezamos a contar desde la fecha del inicio de la menstruación los embarazos duran de media 280 días. Algunos durarán unos días más y otros unos días menos, pero lo habitual es que entre la FUR y la FPP pasen 280 días. Esos 280 días si lo pasamos a semanas dividiendo entre 7 nos sale 40 semanas, que es de media lo que dura un embarazo (280 días = 40 semanas).

Este dato lo podéis corroborar consultando cualquier fuente de información, pero si sois de los que os gustan la anécdotas, ¿a que no sabéis cuántos días hay entre el Día del Padre (que se celebra el 19 de marzo) y el nacimiento del Niño Jesús (en la noche del 24 al 25 de diciembre)? Efectivamente, 280 días.

Antes de pasar al siguiente apartado hagamos un cálculo rápido para simplificar lo de las 40 semanas:

  • 40 semanas entre 4 semanas (que es lo que dura un mes en semanas por convencionalismo) = 10 meses. ¡Chropresa!

Contar el embarazo en meses o semanas

Vale, muchos diréis que los meses no duran 4 semanas exactas (que serían 28 días), sino que duran 30 días (cosa que tampoco es del todo cierto ya que hay meses de 30 días, otros de 31 y hasta hay uno de 28 días). El caso es que si dividimos entre 30 los 280 días que dura un embarazo sale 9,33 meses, así que de nuevo, tampoco podemos afirmar que los embarazos duran 9 meses.

Algunos estaréis pensando que en algún momento he debido hacer algún truco de prestidigitador para engañaros y que al hacer esas cuentas no salgan los 9 meses clavados a los que estáis acostumbrados que dure un embarazo. El problema de todo esto, como ya os he anticipado hace unos párrafos, es que no podemos saber cuándo ha empezado un embarazo, por lo que, al menos desde el punto de vista médico, necesitamos una fecha concreta a partir de la cual llevar las cuentas, y esta fecha es la ya mencionada FUR.

Por otro lado, los médicos nos referimos al embarazo en semanas porque nos es mucho más sencillo orientarnos en qué fase del embarazo está una mujer si sabemos cuándo fue su FUR y que su FPP son 40 semanas después. De esta forma, lo habitual es que los controles del embarazo se hagan en referencia a semanas concretas, por ejemplo, la ecografía del triple screening del primer trimestre se hace en torno a la semana 12, la ecografía morfológica del segundo trimestre se hace en la semana 20 y a partir de la semana 38 es habitual que los ginecólogos os den cita para un primer monitor.

¿Sabríais decirme a qué meses de embarazo corresponden esas fechas? ¿O sabrías calcular cuánto le falta a una mujer cuando dice que está embarazada de tantos meses? A mi se me pone cara de tonto cuando alguna amiga me dice “estoy de 7 meses” (por ejemplo), porque no se si se refiere a que han pasado 7 meses desde la fecha de última regla (y por tanto quedarían 3 meses para que saliera de cuantas) o que solo quedan 2 meses hasta la fecha probable de parto. Vamos, un lío. Por ello, lo más sensato, seas médico o no, es llevar la cuenta de cuánto estás embaraza en semanas, ya que si lo haces así todos sabemos que es porque estás tomando como fecha de inicio del embarazo la FUR y podremos contar cuántas semanas te faltan hasta dar a luz al hacer la cuenta hasta la FPP.

Fíjate si esto de contar en semanas de cuánto está embarazada una mujer es importante que en las fecundaciones in vitro (seguramente los únicos embarazos en los que sabemos con exactitud cuando se produjo la fecundación), cuándo se hace la transferencia del embrión al útero de la mujer (habitualmente en día 3 o 5 de desarrollo embrionario), los ginecólogos calculan la FUR “corregida” de esa mujer restando a “15 días” los días de desarrollo embrionario, o sea que ya estaría embarazada de una semana y pico. Esto se hace así para poder equiparar la cuenta con un embarazo espontáneo y tener un punto de partida desde el que poder empezar a contar las semanas que quedan hasta la FPP.

Por otro lado, a los pediatras conocer de cuánto está embarazada una mujer en semanas nos da mucha información ya que, dependiendo de ello, podremos saber si un niño ha nacido prematuro (antes de la semana 37), si el embarazo ha pasado el umbral de lo que se considera viable para el feto (habitualmente la semana 23), si un niño que nace prematuro se considera gran prematuro (por debajo de la semana 28) o si nacerá lo suficientemente maduro como para coordinar la succión con la deglución (hacia la semana 34). A nosotros eso de ochomesino o sietemesino no nos aporta ninguna información útil.


Sé que muchos de vosotros después de haber leído este post seguiréis pensando que los embarazos duran 9 meses y que eso de contar de cuánto está embaraza una mujer en semanas y no en meses es una chorrada. Seguramente no os falta parte de razón. Sin embargo, espero que la próxima vez que una embaraza os diga “estoy de 30 semanas” no penséis que se ha vuelto loca y, además, sepáis calcular cuánto le falta hasta dar a luz.

También te puede interesar:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: