¿Qué hago con el pecho si me incorporo al trabajo antes de los 6 meses?

La alimentación complementaria es el periodo de la vida en el que la leche ya no es suficiente para cubrir las necesidades del bebé y se hace necesaria la introducción de nuevos alimentos. Las recomendaciones actuales de la Organización Mundial de la Salud y de todas las asociaciones de pediatría señalan que hasta los 6 meses los niños pueden ser alimentados de forma exclusiva con leche, ya sea materna o artificial; pasada esa edad y de forma progresiva, el resto de alimentos cubrirá las necesidades nutricionales que la leche ya no es capaz de alcanzar. Esta transición acaba alrededor del año de vida en el que los niños pueden (y deben) comer de forma similar a los adultos (con contadas limitaciones).

En el caso de las madres que dan lactancia materna y sus bebés cumplen 6 meses, esta teoría no debería ser muy difícil de aplicar: barra libre de teta y que vayan comiendo de lo demás. De hecho, no debería ser muy diferente a los niños que reciben lactancia artificial si tenemos en cuenta que los biberones también se deben dar a demanda. En el caso de una madre que quiere seguir dando el pecho y se incorpora a trabajar pasados los 6 meses de vida de su bebé, la solución pasaría porque el niño comiera “otras cosas” mientras su madre no está en casa y aproveche cuando vuelva del trabajo para realizar las tomas de lactancia materna.

Todo esto es muy bonito y ojalá todas pudiéramos optar a bajas largas para cuidar a nuestros hijos para hacer de estas recomendaciones un camino de rosas. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Actualmente en España la baja maternal es de 14 semanas y, en algunos casos, se pueden sumar permisos de lactancia (cerca de otro mes) y vacaciones. Con suerte, algunas de vosotras conseguirá acercarse a los 6 meses de vida de vuestro bebé para comenzar entonces con la alimentación complementaria tal y como está recomendado y mantener el pecho si es que esa es vuestra opción.

Sin embargo, el verdadero reto es qué hacer cuando la madre se incorpora al trabajo entre los 4 y los 6 meses de vida de su hijo. Supuestamente no haría falta darle nada más que leche, pero eso, en muchos casos, obligaría a la introducción de una lactancia mixta en la que la madre daría el pecho mientras está con su bebé, entretanto éste toma biberones de fórmula en su ausencia.

Algunas os preguntaréis: ¿sólo hay esa opción? ¿Con lo que me ha costado llegar hasta aquí, ahora me toca darle fórmula? La respuesta es contundente: no siempre es necesario recurrir a una lactancia mixta si la madre se incorpora al trabajo entre los 4 y 6 meses de vida de su bebé.

Veamos que más opciones hay.

La más “sencilla” es la utilización de sacaleches (con muchas comillas). Seguramente es la “más recomendable” (otra vez con muchas comillas) ya que es la que alarga la lactancia materna hasta los 6 meses del bebé (o ya puestos, hasta el infinito) de tal forma que podríamos llegar a esa edad habiendo recibido sólo leche materna. Para ello, la madre debe sacarse leche en el trabajo y guardarla para al día siguiente, mientras su bebé toma biberones con la leche que su madre hubiera dejado el día anterior. Al volver del trabajo, la madre tendría que seguir ofreciendo el pecho a demanda a su hijo, incluyendo la noche.

Las comillas están puestas porque a veces no es fácil sacarse leche en el trabajo para cubrir la necesidades del bebé o simplemente algunas madres no se apañan con él o no están dispuestas a utilizarlo. Seguro que estáis pensando que hacer un pequeño banco de leche desde el nacimiento del retoño para cuando llegue este momento es lo más conveniente y, aunque puede ser útil, es harto complicado cuando el crío pide a demanda y sacarse leche durante esos meses puede hacer que el bebé coma menos de lo que necesite o sobreestimuléis vuestra producción de leche.

La otra opción que podéis valorar es adelantar el inicio de la alimentación complementaria. Como lo habéis oído. Es cierto que se puede esperar a los 6 meses, pero, como indica el documento sobre alimentación complementaria de la Sociedad Europea de Digestivo y Nutrición Infantil, los niños están preparados desde los 4 meses para aceptar una gran variedad de alimentos distintos a la leche. De esta forma, se abre una ventana de oportunidad para mantener el pecho sin que sea necesario recurrir a la fórmula artificial ni al sacaleches para cubrir el tiempoque la madre no esté con su hijo.

Cómo poner en práctica esta última opción es muy sencillo. Basta con empezar a introducir alimentos distintos a la leche unas semanas antes de que la madre se incorpore al trabajo, siempre y cuando el bebé ya tenga 4 meses, para así poder ofrecerle un puré de verduras o una papilla de frutas en las tomas que la madre no esté. Si optáis por el Baby Led Weaning, sería lo mismo pero con los alimentos enteros en vez de pasados por la minipimer, aunque con esta edad es difícil que estén preparados para ello (ya que no suelen estar sentados, haber perdido el reflejo de extrusión…). Con esta opción, los niños recibirán la leche que necesitan cuando su madre vuelve del trabajo, la cual seguiría ofreciendo el pecho a demanda a su bebé al llegar a su domicilio y durante la noche.

Esta opción que acabáis de leer, la de adelantar la alimentación complementaria, es muy útil para las madres que no pueden utilizar sacaleches en su trabajo o simplemente no quieren hacerlo y han decidido mantener el pecho pero no quieren dar leche de formula a sus hijos.


Como veis, no hay una única opción para sustituir al pecho una vez que os incorporéis al trabajo si vuestro crío no ha cumplido 6 meses. En resumen, podríais optar por alguna de  estas formas o incluso combinarlas:

  • Mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses utilizando sacaleches.
  • Optar por una lactancia mixta hasta llegar a los 6 meses.
  • Adelantar la alimentación complementaria, siempre y cuando el bebé ya tenga 4 meses, para cubrir las tomas en las que mamá no esté en casa.

En esta vida cada persona tiene unas necesidades diferentes. Lo que para una madre es la única y mejor opción, para otra puede ser un imposible. De hecho, igual de respetable es la madre que deja el pecho al iniciar el trabajo que aquellas que nunca lo dieron o que lo han decidido mantener hasta que sus bebés decidan dejarlo por ellos mismos

Bibliografía:

También te puede interesar:

6 comentarios sobre “¿Qué hago con el pecho si me incorporo al trabajo antes de los 6 meses?

Agrega el tuyo

  1. Muy arriesgado y diría que peligroso incluso la recomendación por parte de un profesional de la salud y más concretamente un pediatra alentar al adelanto de la AC a los 4 meses, contraviniendo las recomendaciones de la asociación española de pediatría y de la OMS entre otros organismos oficiales, entre otras cosas pq no solo interviene que el organismo del bebé (su sistema digestivo) no esté preparado para recibir otro tipo de alimentos diferentes de la leche sino que además con esos meses tampoco se cumplen los requisitos para el inicio de la AC como son el interés por la comida, haber perdido el reflejo de extrusion y mantenerse sentados

    Y todo esto no lo digo yo sino que lo dice la asociación española de pediatría en su guía de alimentación complementaria que entiendo que un pediatra (o dos em esté caso deben conocer)

    Me gusta

    1. Hola “Titi84”,
      Me parece que estás equivocada. En el documento sobre alimentación complementaria de la AEP, redactado por el comité de lactancia materna, hay un apartado específico sobre las mujeres que se incorporan al trabajo antes de los 6 meses que dice (pagina 4, literal) “Si el bebé tiene más de 17 semanas, valorar la introducción de la AC en las tomas en la que no esté con su madre, manteniéndo la LM frecuente y sin restricciones el resto del día y la noche”. Este documento está citado en la bibliografía. Un saludo

      Me gusta

      1. Ese mismo documento recoge unos párrafos después

        “¿Por qué es importante esperar hasta alrededor de los 6 meses?
        Para poder ingerir alimentos diferentes a la leche, es conveniente que el organismo tenga la maduración necesaria a nivel neurológico, renal, gastrointestinal e inmune.
        Se considera que un bebé está preparado cuando adquiere las destrezas psicomotoras que permiten manejar y tragar de forma segura los alimentos. Como cualquier otro hito del desarrollo, no todos los niños lo van a adquirir al mismo tiempo, aunque en general estos cambios suelen ocurrir en torno al sexto mes.
        Se requiere:
        ❖ Presentar un interés activo por la comida.
        ❖ La desaparición del reflejo de extrusión (expulsión de alimentos no líquidos con la lengua).
        ❖ Ser capaz de coger comida con la mano y llevarla a la boca.
        ❖ Mantener la postura de sedestación con apoyo.”

        Y continúa

        “¿Y si se ofrece comida demasiado pronto?
        Entre los 4 y 6 meses no se han encontrado beneficios de la introducción de la alimentación en niños amamantados y sí se ha visto un aumento de las infecciones, tanto en países en desarrollo como en países desarrollados . Por tanto, la recomendación actual es esperar a los 6 meses para comenzar con AC en los niños con LM . ”

        Así que creo que no estoy equivocada, lo que no hay que hacer es basarse en una sola frase del documento y sacarla de contexto.
        Así que tal vez la información recogida en el post no es incorrecta pero si incompleta y puede llevar a confusión.

        Me gusta

      2. Este post esta escrito uncia y exclusivamente para aquellas madres que se incorporan al trabajo antes de los 6 meses y quieren mantener el pecho. Creo que todo el mundo que lo lea lo puede entender. Por otro lado, que no haya beneficios pro introducir antes desde los 6 meses la AC no quiere decir que no se pueda hacer de forma segura (también esta enlazado el documento de la ESPGHAN que lo atestigua). Es muy triste que queiras sacar de contexto unas recomendaciones que ayudan a muchas madres y no las obligan a hacer las ocas de una sola forma. Muy triste.

        Me gusta

  2. Muy acertado este artículo!!!
    Felicitaciones!!!
    En la mayoría de los casos y en mi experiencia propia es muy difícil sino imposible llegar a los seis meses dando pecho. En mi país, a los médicos no les dan más que 1 mes como período de licencia postpartum, cuando ni se ha establecido una rutina, o acoplado al proceso de lactancia. Enhorabuena, que todas las medres quieren lo mejor para sus hijos, lacten, o no !
    Saludos desde el Caribe

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: