Sospechosos habituales: la escarlatina

Tras contaros hace unas semanas todo sobre el pie-mano-boca, hoy nos centramos en otro sospechoso habitual de los colegios y escuelas: la escarlatina.

A muchos os sonará esta enfermedad porque Beth, una de las niñas del libro Mujercitas de Louisa May Alcott, la padecía. Este hecho ha arraigado en la cultura popular haciendo creer que esta enfermedad es vieja, rara y grave cuando realmente es una enfermada habitual hoy en día, frecuente y que se suele resolver con un antibiótico vía oral sin complicaciones.

¿Quién causa la escarlatina?

Esta enfermedad está provocada por una bacteria que se encuentra en la garganta del paciente y se llama Streptococcus pyogenes o Streptococcus betahemolítico del grupo A (los pediatras nos referimos ella como Estreptococo). Para que se produzca la escarlatina esta bacteria debe producir una toxina que es la responsable de los síntomas cutáneos del paciente. Existen al menos tres tipos de toxinas por lo que esta enfermedad la pueden presentar los niños en varias ocasiones.

img_8885
Lesiones rojizas en tronco de pequeño tamaño que dan aspecto de piel de gallina.

¿Quién padece la enfermedad?

La escarlatina es típica de niños preescolares y en edad escolar (a partir de los 3 años). De hecho es muy raro que se produzca en niños pequeños. Esto hace que sea más típica de colegios que de guarderías.

¿Cómo se contagia?

Para contraer la enfermedad es necesario que la bacteria llegue a la garganta de un paciente sano. Esto ocurre a través de gotitas de secreciones respiratorias de una persona enferma o portadora de la bacteria (personas que tiene la bacteria en la garganta pero no presentan síntomas). Esta bacteria es habitual en los meses fríos del año por lo que es más frecuente en invierno y primavera.

¿Qué síntomas produce?

La escarlatina es un exantema (manchas en la piel)producida por la toxina del Estreptococopero además, ya que esta bacteria se encuentra en la garganta, suele coincidir con una faringoamigdalitis (anginas en lenguaje coloquial). Por tanto, ademas de las manchas en la piel suele cursar con fiebre y dolor al tragar.

img_8865
Detalle del tronco en el que se observa el aspecto de piel de gallina.

El exantema suele aparecer al poco tiempo de la fiebre y consiste en lesiones micropapulares (granitos muy pequeñitos) sobre un fondo rojizo. El aspecto de la piel se torna como de piel de gallina o papel de lija, de tal manera que la escarlatina “se toca” muchas veces más que verse. Las zonas típicas donde aparece el exantema son el tronco, extremidades, zona genital y la cara (respetando la zona que hay entre el labio superior y la nariz, como en al imagen que haber el post). En las zonas donde hay pliegues cutáneas (axilas, cuello, parte anterior de los codos…) suele ser más intenso dando lugar a lo que se conoce como signo de Pastia. Con el tratamiento adecuado suele durar de 5 a 7 días y en muchas ocasiones acaba apareciendo una descamación fina de la piel.

img_8867
Zona genital en la que se puede observar la mayor intensidad de las manchas en la piel.

Además de los síntomas comentado, la escarlatina suele cursar con dolor abdominal, vómitos, dolor de cabeza, decaimiento y falta de apetito.

Diagnóstico y tratamiento

Como suele ocurrir con este tipo de enfermedades, la clínica y la exploración física suelen ser suficientes. En ocasiones en las que haya duda (por los sítnomas, edad…), se puede realizar un test rápido para averiguar si realmente el Streptococcus está en la garganta del niño (y en tal caso confirmar el diagnóstico).

El tratamiento consiste en un antibiótico para erradicar al Estreptococo, habitualmente penicilina debido a la alta sensibilidad que presenta esta bacteria a este antibiótico. La duración del tratamiento debe ser de 10 días. Además debemos tratar la fiebre y el dolor de garganta (paracetamol o ibuprofeno) y en caso de que el exantema cause picor se puede emplear un antihistamínico.

img_8863
Pliegue del brazo en el que se observa mayor intensidad (Signo de Pastia)

¿Debe mi hijo dejar de ir al colegio?

La escarlatina (o las anginas simples por Streptococcus) son una enfermedad de exclusión escolar. Los niños deben permanecer en casa al menos hasta 24 horas después de haber iniciado el antibiótico y mientras sigan presentando fiebre.

Posibles complicaciones

Todas las infecciones por Streptococcus (se en forma de escarlatina o de anginas) pueden complicarse dando lugar a fiebre reumática o glomerulonefritis postestreptocócica (enfermedad del riñón). Son muy raras en nuestro medio y se pueden prevenir iniciando el antibiótico en los primeros 10 días de la infección.


Dede Dos Pediatras en Casa queremos dar las gracias a la niña que aparece en las fotografías por dejarnos hacérselas estando enferma así como a su madre por autorizarnos a publicarlas. Gracias a ellas contribuimos desde aquí a una mejor educación para la salud.

4 comentarios sobre “Sospechosos habituales: la escarlatina

Agrega el tuyo

  1. ¡Enhorabuena por vuestro blog!
    Esta semana Santa acudimos a urgencia porque el peque (2 años) se quejaba de dolor de garganta y había tenido 38,5 (no fuimos por la fiebre sino porque el peque lloraba de dolor aunque le habíamos dado 3 horas antes ibuprofeno para la fiebre. Diagnóstico: faringoamigdalitis aguda (por virus). Al día siguiente volvimos porque le salió un exantema (sospechamos de escarlatina). Le hicieron un exudado, por si acaso, pero no pautaron antibiótico, porque seguía apuntando a virus. Hoy han salido los resultados y ha dado positivo para el estreptococo pyognes… Su pediatra le ha pautado amoxicilina. El peque está bien, lleva dos días sin fiebre y está activo y sin exantema. Y aunque esto es motivo de alegría, me mosquea que haya dado positivo…
    Para colmo, como nos “aseguraron” que sería virus y el peque lleva dos días bien, hoy ha ido a la guarde, con el consiguiente riesgo de haber contagiado a otros. Hoy empezará por la noche con el antibiótico y mañana se quedará en casa. Entiendo que pasado puede vlver…

    Me gusta

      1. Sí, gracias. Siento ser pesada, pero nuestro pediatra ha sido un poco parco en palabras. No tengo ninguna duda sobre darle o no el antibiótico. Sí me preocupa haber empezado tarde por la insistencia en urgencias de que parecía vírico (me preocupa que la fiebre haya podido bajar porque el cuerpo no se está defendiendo) y haberlo llevado hoy a la guardería pensando que estaba recuperado :_(

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: