Mi hijo tiene fiebre, ¿y ahora qué?

La fiebre. Un síntoma más de una infección.

La fiebre es uno de los motivos de consulta más frecuentes en las consultas de pediatría y suele ser un síntoma acompañante de las infecciones que tienen los niños, tanto por virus como por bacterias.

Los padres suelen preocuparse cuando sus hijos tienen fiebre y suelen considerar que es el síntoma más importante de todo el cuadro clínico. Sin embargo, los pediatras lo consideramos un síntoma más y damos importancia a otros signos como el estado general, la dificultad respiratoria o la aparición de manchas en la piel.

¿Qué puedo hacer si mi hijo tiene fiebre?

  • No abrigues en exceso al niño. Es mejor quitarle algo de ropa y que la temperatura ambiental sea agradable.
  • Si está incómodo y la temperatura supera los 38ºC adminístrale un antitérmico. Respeta las dosis y el intervalo que te ha pautado tu pediatra. Ya sabes que no debes alternar paracetamol e ibuprofeno.
  • Ofrécele agua de forma frecuente para que esté bien hidratado.
  • Observa el estado general del niño y la forma de respirar. En caso de que esté alterado es el momento de ir a ver al pediatra.

Mientras esperas a que la infección ceda es prudente que los niños se queden en casa y no acudan a la guardería o al colegio.

¿Qué puedo esperar de la visita al pediatra?

Muchos padres cuando salen de la consulta se van con la idea de que el pediatra les ha dicho que su hijo “no tiene nada” cuando realmente lo que les ha comentado es que la fiebre  por el momento “no tiene foco”.

El foco de la fiebre es lo que establece si ésta se debe a un catarro, una otitis o una gastroenteritis… Para ello el pediatra realiza una historia clínica y una exploración física en busca de otros síntomas o signos.

En muchas ocasiones atendemos a niños en las primeras horas de la fiebre, momento en el que es pronto para encontrar el foco y saber de dónde viene la fiebre. Lo prudente en estas ocasiones es que el pediatra te recete un antitérmico y revise al niño en 24-48 horas si persiste la fiebre.

Si por el contrario la fiebre tiene foco, el pediatra te dirá lo que tienes que hacer en función de la infección que tenga tu hijo. La mayoría de las veces serán infecciones sin importancia (los famosos virus) y el tratamiento consistirá en un antitérmico y esperar 2-3 días a que ceda el cuadro clínico.

¿Cuándo debo ir al hospital si mi hijo tiene fiebre?

Como habrás podido leer la mayoría de las infecciones que provocan fiebre son benignas y ceden al cabo de unos días. Sin embargo, hay ocasiones en las que los niños con fiebre deben ser atendidos en el hospital cuando presentan ciertos síntomas:

  • Cuando tu hijo tenga menos de 3 meses.
  • Cuando esté muy adormilado, decaído o muy irritable.
  • Presente dificultad respiratoria o haga ruido al respirar.
  • Tenga manchas en la piel.
  • En caso de que haya convulsionado.
  • Presente vómitos que no le permitan beber a pequeños sorbos.
  • Se acompañe de dolor de cabeza intenso.

Si quiere leer más sobre la fiebre te recomiendo que consultes el Decálogo de la Fiebre (de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria) y la Hoja Informativa de Padres sobre la Fiebre (de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: